Orden público

¿Cómo está organizada la Policía?

Existen 52 fuerzas policiales en el Reino Unido, organizadas principalmente por localidad. La Policía Metropolitana y la Policía de la City londinense son las responsables de la labor policial en Londres. En Inglaterra y Gales, cada fuerza responde a una autoridad policial formada por consejeros locales, magistrados y miembros independientes. Desde abril de 1996, la autoridad policial de Escocia está compuesta por cuatro consejos policiales conjuntos integrados por consejeros locales. Una nueva Autoridad Policial Metropolitana es la actual responsable de la Policía Metropolitana de Londres. Para la Policía de la City londinense, la autoridad superior es un comité de la Corporación de Londres.

El Gobierno está propiciando leyes para implementar las recomendaciones de la Comisión Independiente de Policía de Irlanda del Norte. Esto comprende la creación de una nueva Junta Policial, responsable de mantener una policía eficiente y eficaz.

Las fuerzas policiales del interior del país están encabezadas por un jefe de policía, un subjefe de policía y un jefe asistente. En la Policía metropolitana, los más altos cargos son el comisionado, el subcomisionado, el comisionado asistente, el subcomisionado asistente y el comandante. De allí en más, los grados de todas las fuerzas policiales son iguales: superintendente en jefe, superintendente, inspector en jefe, inspector, sargento y agente.

En el seno de cada autoridad policial operan grupos consultivos de enlace entre la policía y la comunidad. Están integrados por representantes de la policía, consejeros locales y grupos de la comunidad. La mayoría de las fuerzas se sirven de encuestas para recabar opiniones del público. Esta información se utiliza para ajustar el nivel del servicio prestado según corresponda.

El núcleo de la labor policial es la tarea que realizan los agentes de policía, que están en contacto permanente con la población. Los agentes patrullan las calles a pie o en automóvil, brindan asesoramiento y controlan disturbios. Las juntas locales de prevención del delito –asistidas cada una por la policía– identifican problemas de delincuencia y procuran contrarrestarlos dándolos a publicidad. La policía tiene una importante participación en el diseño de planes de “vigilancia vecinal”, ya que asesora a residentes en materia de seguridad de la vivienda y los insta a prestar atención a lo que suceda cerca de otras viviendas de la zona, a fin de poder transmitir información a la policía sobre cualquier vehículo o persona que despierte sospecha.

El Reino Unido cuenta con unos 150.000 oficiales de policía con dedicación exclusiva. El 12 % está conformado por mujeres.

¿En qué circunstancias puede ir armada la policía?

Habitualmente, la policía lleva una vara o cachiporra para protegerse de actos de violencia. En Inglaterra, Escocia y Gales se entregan armas de fuego únicamente a policías especialmente entrenados, conocidos como Oficiales Armados Autorizados, y sólo si lo autoriza un oficial superior. Dicha autorización se concede toda vez que un oficial tenga probabilidades de enfrentarse con un delincuente armado o sea asignado a la custodia de una persona que corra riesgo de ser atacada. La policía sólo puede hacer uso de su arma como último recurso, si considera que corren peligro vidas ajenas o la propia.

Cada Oficial Armado Autorizado es personalmente responsable de la decisión de hacer uso de su arma, y es pasible de tener que justificar su acción ante la Justicia.

Muchas fuerzas policiales de Inglaterra y Gales tienen en funcionamiento, un sistema de vehículos de respuesta armada
–patrulleros que llevan armas bajo llave en una caja– a fin de asegurar una reacción inicial rápida ante un incidente con armas de fuego.

En Irlanda del Norte, la policía lleva armas de fuego para protección personal.

¿Cuál es la diferencia entre un juez, un abogado “barrister” y un abogado “solicitor”?

El juez es una figura fundamental en el sistema de enjuiciamiento. Los jueces supervisan el desarrollo de los juicios y dictan sentencia a quienes son hallados culpables. Para ser nombrado juez, es preciso ser abogado con un mínimo de diez años de ejercicio de la profesión. La clase de juez que se elige para cada juicio que tiene lugar en un tribunal depende de la gravedad y complejidad del caso. Los delitos muy graves son juzgados por el Tribunal de la Corona (o Tribunal Penal). El Tribunal de la Corona se constituye en 94 juzgados de Inglaterra y Gales, muchos de los cuales constan de varias salas.

Las apelaciones provenientes del Tribunal de la Corona se efectúan ante el Tribunal de Apelaciones. Cabe la posibilidad de elevar una apelación del Tribunal de Apelaciones a la Cámara de los Lores, si se considera que está en juego una cuestión jurídica de alta trascendencia pública.

La mayoría de los casos civiles de menor importancia son juzgados por los tribunales de condado, cuyo número asciende a cerca de 270. Los encargados de estos casos son jueces de circuito o jueces de distrito. Los tribunales de magistrados constituyen el nivel inferior del sistema de justicia penal. Aquí quienes se encargan de los casos no son jueces o abogados profesionales, sino representantes de la comunidad designados a tal fin, quienes reciben el nombre de magistrados. Su principal función es procesar sumarialmente a personas acusadas de delitos menores. Los delitos graves son elevados al Tribunal de la Corona.

En el Reino Unido, la profesión jurídica está dividida en dos ramas: los abogados llamados barristers (advocates en Escocia) y los abogados llamados solicitors.

Los “solicitors” se ocupan de los asuntos jurídicos de clientes particulares y empresas, mientras que los barristers prestan asesoramiento jurídico en casos formulados por los solicitors y presentan dichos casos ante los tribunales superiores. Algunas funciones son comunes a ambos: por ejemplo, la presentación de casos ante los tribunales inferiores.

Los barristers deben aprobar los exámenes pertinentes para poder matricularse profesionalmente y colegiarse. Y luego deben realizar una pasantía de un año con un barrister cualificado para poder ejercer la profesión.

Los solicitors también deben aprobar el examen correspondiente y realizar una pasantía de dos años bajo la tutela de otro solicitor. Una vez superada esta etapa, el nuevo solicitor trabaja bajo supervisión durante tres años.

¿Qué es el Old Bailey?

El Old Bailey es el Tribunal de la Corona más famoso del Reino Unido. Su denominación oficial es Tribunal Penal Central y la figura que se alza sobre la cúpula del edificio y sostiene la balanza de la justicia sigue siendo uno de los símbolos más duraderos de la justicia en una sociedad libre. En el Old Bailey habitualmente sesionan 19 salas al mismo tiempo. Edificado en el antiguo solar de la célebre Prisión de Newgate, fue el lugar donde se enjuició a infames asesinos, entre ellos Ruth Ellis, la última mujer que fue a la horca por asesinato en Inglaterra, el “asesino de las novias en la bañera” George Joseph Smith; John Christie, quien asesinó a su esposa y por lo menos a cinco mujeres más, y el destripador de Yorkshire, Peter Sutcliffe.

El antiguo edificio, construido en 1773, fue reemplazado por el actual, diseñado por E.W.Mountford, en 1970. El nombre “Old Bailey” proviene de la calle donde está ubicado el edificio, la cual a su vez tomó el nombre de Old Bailey (que significa antigua muralla) del viejo muro exterior de un castillo que alguna vez existió allí.