Constitución y sistema de gobierno

¿Por qué el Reino Unido no tiene una constitución escrita?

La constitución británica evolucionó con el correr de los siglos. A diferencia de la constitución de los Estados Unidos, Francia y muchos países del Commonwealth, la constitución del Reino Unido nunca fue unificada en un solo cuerpo, sino que está conformada por derecho no escrito, derecho escrito y convenciones.

De todos los países democráticos del mundo, sólo Israel puede compararse con el Reino Unido por el hecho de carecer de un documento único que codifique la forma en que funcionan sus instituciones políticas y establezca los derechos y obligaciones fundamentales de sus ciudadanos. El Reino Unido, sin embargo, posee importantes documentos constitucionales, como por ejemplo la Carta Magna de 1215, que protege los derechos de la comunidad frente a la Corona; la Carta de Derechos de 1689, que amplió las facultades del Parlamento de forma tal que el Soberano no pudiera ignorar la voluntad del Gobierno, y la Ley de Reforma de 1832, que reformó el sistema de representación parlamentaria.

El derecho no escrito nunca ha sido definido con precisión. Surge de la costumbre jurídica o de los precedentes judiciales y es interpretado en los tribunales por los jueces. Las convenciones son normas y prácticas sin fuerza de ley, pero consideradas indispensables para el funcionamiento del gobierno. Muchos acuerdos derivan de los acontecimientos históricos que dieron lugar a la evolución del sistema de gobierno británico. Una de las convenciones es la responsabilidad ministerial, es decir, que los Ministros son imputables por lo que sucede en sus respectivas carteras. La constitución puede ser modificada por Ley del Parlamento o por acuerdo general de modificar una convención.

La flexibilidad de la constitución británica permite explicar el porqué de su amplio desarrollo con el paso de los años. No obstante, desde que el Reino Unido ingresó a la Comunidad Europea en 1973, las decisiones de la Corte de Justicia Europea han determinado y codificado cada vez más el derecho británico en las áreas comprendidas por los diversos tratados, de los cuales el país es parte. A raíz de este proceso, las disposiciones constitucionales y jurídicas británicas están comenzando a parecerse a las del resto de Europa.

¿Qué fue la Carta Magna?

La Carta Magna (que en latín significa Gran Carta), es el documento constitucional más conocido del Reino Unido. En el año 1215, los señores feudales obligaron al “tiránico” Rey Juan (1199-1216) a otorgar una serie de concesiones, comprendidas en un documento que recibió el nombre de Carta Magna.

Fueron sesenta y una cláusulas que se convirtieron en una clara expresión de los derechos de la comunidad frente a la Corona. Entre los temas tratados figuraban la libertad de la Iglesia, las leyes feudales, las ciudades, el comercio y los mercaderes; la reforma del derecho y la justicia, el comportamiento de los funcionarios de la Corona y los bosques de la Corona.

El Rey fue obligado a estampar su sello en la Carta Magna en un prado junto al Río Támesis, en Runnymede, entre Windsor y Staines. Se dice que en ese momento se comportó de manera amable con los nobles, pero que inmediatamente después de regresar a su recámara se arrojó al suelo en un ataque de furia.

Desde aquel día, la Carta Magna se convirtió en parte del derecho inglés, y dejó establecido el importante principio de que el Rey no está por encima de la ley. Existen copias originales de la Carta en la Catedral de Salisbury, en la Catedral de Lincoln y en el Museo Británico de Londres.

¿Cómo se elige al Parlamento?

El Parlamento, órgano legislativo del pueblo británico, consta de tres elementos: la monarquía, la Cámara de los Comunes y la Cámara de los Lores. Se reúnen sólo en ocasiones de significación ceremonial, como por ejemplo la apertura oficial del Parlamento, aunque para sancionar leyes normalmente se requiere el acuerdo de los tres.

La Cámara de los Comunes está integrada por 659 miembros electos, llamado Miembros del Parlamento (MP). Las elecciones parlamentarias constituyen una parte importante del sistema democrático del Reino Unido. La finalidad principal de la Cámara de los Comunes es legislar a través de la sanción de las llamadas Leyes del Parlamento y debatir cuestiones políticas de actualidad. Algunas de las sesiones de debate más enérgica de la Cámara de los Comunes se generan durante la Interpelación al Primer Ministro, ocasión en que los MP tienen la oportunidad de interrogar al Primer Ministro sobre los temas de la jornada.

La Cámara de los Lores está integrada actualmente por 669 miembros no electos (pares y paresas con título hereditario o vitalicio, dos arzobispos y 24 obispos de la Iglesia Anglicana). Su principal función legislativa es analizar y modificar proyectos de ley formulados por la Cámara de los Comunes. También desempeña un papel jurídico como máximo tribunal de apelaciones. La Cámara de los Lores por lo general no puede impedir que una ley se sancione si los Comunes insisten en aprobarla. El actual Gobierno se ha comprometido a reformar la Cámara de los Lores para tornarla más democrática y representativa. Como primera medida, derogó el derecho de unos 750 pares y paresas a ocupar una banca y votar en el parlamento sólo por haber heredado el título. Los restantes 92 con titulo hereditario podrán ocupar una banca temporalmente en la cámara transicional hasta que se ponga en marcha el programa de reforma completo.

Las elecciones generales se realizan después de que el Parlamento se “disuelve”, ya sea por orden real o porque se ha cumplido al plazo máximo entre elecciones, que es de cinco años. Quien decide la fecha de las elecciones generales es el Primer Ministro. A los fines electorales, el Reino Unido está dividido en circunscripciones, cada una de las cuales está representada por un MP en la Cámara de los Comunes. Los MP son electos por el sistema de mayoría simple, basado en el principio del “primero en cruzar la meta”, lo cual significa que el candidato que obtiene más votos es el elegido. En las elecciones realizadas para integrar el Parlamento Escocés, la Asamblea Nacional de Gales y el Parlamento Europeo, se utilizó por primera vez en el Reino Unido el sistema de representación proporcional. Este sistema también fue utilizado en las elecciones de 1998 para integrar la Asamblea de Irlanda del Norte. Esté mismo, aplica una versión del sistema de representación proporcional desde 1979 para enviar representantes al Parlamento Europeo. Todos los ciudadanos británicos, así como los ciudadanos de otros países del Commonwealth y ciudadanos de la República de Irlanda residentes en el Reino Unido, tienen derecho a votar, siempre y cuando tengan 18 años cumplidos y no estén jurídicamente impedidos de hacerlo. Entre las personas no habilitadas para votar figuran los presos, los pares y paresas que integran la Cámara de los Lores y los enfermos mentales internados en hospitales, conforme a la legislación sobre salud mental. El voto es secreto. En las elecciones generales, el votante elige a un solo candidato de la boleta de voto marcando una “x” al lado del nombre elegido. El voto es voluntario; en promedio, vota un 75% del padrón. Cualquier persona con 21 años cumplidos que sea ciudadano británico o de otro país del Commonwealth o de la República de Irlanda puede postularse como candidato a Miembro del Parlamento, siempre y cuando se encuentre habilitado. Se hallan inhabilitados quienes estén en quiebra, los condenados a más de un año de prisión, el clero, los integrantes de la Cámara de los Lores, y determinados funcionarios públicos. Los candidatos definitivos generalmente son elegidos por sus respectivos partidos políticos en la circunscripción que representan, aunque no están obligados a tener el respaldo de un partido.

El jefe del partido político que obtiene más bancas (aunque no necesariamente más votos) en elecciones generales, o que tiene el apoyo de la mayoría de los miembros de la Cámara de los Comunes, es aquel a quien el Soberano, por convención, invita a formar el nuevo Gobierno.

¿Cómo están gobernadas las regiones del Reino Unido?

Escocia y Gales ahora tienen un mayor control sobre sus propios asuntos, gracias al establecimiento de un Parlamento Escocés en Edimburgo y de una Asamblea Nacional Galesa en Cardiff. Las elecciones para conformar ambas instituciones tuvieron lugar en mayo de 1999.

El Parlamento Escocés tiene 129 miembros, de los cuales 73 son elegidos de manera directa por circunscripción y 56 por representación proporcional. El Parlamento es electo por un período fijo de cuatro años y es responsable de las funciones que correspondían antes a los funcionarios de la Oficina de Asuntos Escoceses. Legisla sobre una amplia variedad de temas, entre ellos la salud y la educación; también está facultado para elevar o reducir el impuesto a las ganancias en tres peniques por libra. Se halla en construcción un nuevo edificio para albergar al Parlamento Escocés al pie de la histórica Milla Real de Edimburgo, obra cuya conclusión se estima para el otoño de 2001. Escocia continúa enviando Miembros del Parlamento a la Cámara de los Comunes de Londres. La Asamblea de Gales tiene 60 miembros, elegidos en forma directa cada cuatro años. La Asamblea es responsable de las funciones que anteriormente cumplía la Oficina de Asuntos Galeses. Está facultada para modificar leyes sancionadas en el Parlamento de Londres que afecten a las áreas con poder delegado o descentralizado. Tras la descentralización del poder, Irlanda del Norte también tiene ahora su propio gobierno. Luego del diálogo multipartidario en Belfast que concluyó en abril de 1998 con lo que se dio a conocer como el “Acuerdo de Viernes Santo”, se realizaron referéndums en Irlanda del Norte y en la República de Irlanda, y el Acuerdo recibió un claro respaldo. En junio de ese año se eligió una nueva Asamblea de Irlanda del Norte, compuesta por 108 miembros. El 2 de diciembre de 1999, se delegaron poderes a la Asamblea de Irlanda del Norte y su Comité Ejecutivo, integrado este último por un Primer Ministro, un Vice Primer Ministro y diez ministros más. Estos fueron designados mediante un sistema proporcional: tres cargos fueron para el Partido Unionista del Ulster, tres para el Partido Socialista Democrático, tres para el Partido Laborista, dos para el Partido Unionista Democrático y dos para el Sinn Fein (nacionalismo Irlandés). El Consejo Ministerial Norte/Sur, el Consejo Británico Irlandés y la Conferencia Intergubernamental Británico-Irlandesa también fueron creados el mismo día. El Secretario de Estado para Irlanda del Norte continúa siendo el responsable de los asuntos irlandeses que no han pasado al área de competencia de la Asamblea, entre ellos: la policía, la política de seguridad, el sistema penitenciario, la justicia penal y las relaciones internacionales.

El Gobierno está dispuesto a delegar más poderes a las regiones de Inglaterra, si estas lo demandan, y también ha creado una nueva autoridad para la capital, con jurisdicción sobre todo Londres. Esta autoridad consta de un alcalde elegido por voto directo, con capacidad para influir sobre la política de transporte, el desarrollo económico, el planeamiento estratégico, el medio ambiente, la cultura, y una Asamblea de 25 miembros elegida por separado, con facultades para interpelar al Alcalde acerca de sus actividades e investigar asuntos en nombre de los londinenses. Las primeras elecciones para constituir la nueva Autoridad de Londres tuvieron lugar el 4 de mayo de 2000.

¿Dónde se originan los nombres de los principales partidos políticos?

El Partido Conservador y Unionista data de la época del Partido Tory (conservador) de fines del siglo XVIII. Este representaba en general los intereses de la alta burguesía rural, la clase mercantil y grupos de la administración pública. Después de la Ley de Reforma Electoral de 1832, los miembros del antiguo Partido Conservador comenzaron a formar “asociaciones conservadoras”. La palabra “conservador” fue utilizada por primera vez para describir al Partido en el Boletín Trimestral de enero de 1830, en razón de que la agrupación apuntaba a conservar los valores y conductas tradicionales. El actual Partido Conservador es el principal partido de derecha. El término “tory” aún se utiliza para referirse a personas con ideas políticas conservadoras.

El nombre original del Partido Laborista, Comité de Representación Laborista, deja en claro los orígenes del partido, que nació para promover los intereses de la clase trabajadora industrial. En 1900, la Confederación General de Sindicatos (TUC) colaboró con el Partido Laborista Independiente (fundado en 1893) para dar nacimiento al Comité de Representación Laborista, con Ramsey MacDondald como Primer Secretario. En 1906, la institución adoptó el nombre de Partido Laborista.

El Partido Liberal surgió a mediados del siglo XIX, como sucesor del histórico partido “Whig”. Esté fue originariamente un término gaélico escocés aplicado a los ladrones de caballos. A fines del siglo XVIII, el partido Whig representaba a aquellos que pretendían reformas electorales, parlamentarias y sociales. Pero esa denominación no sobrevivió hasta nuestros días. Después de 1832, los whigs, en su mayoría aristócrátas, crecieron en número con la adhesión de numerosos miembros de la clase media. En el año 1839, ya se usaba como denominación Partido Liberal, y el primer gobierno Liberal puro fue formado en 1868 por William Gladstone. En 1988, el antiguo Partido Liberal y el Partido Socialista Democrático (SDP) se fusionaron para formar un único partido llamado Liberal Democrático.